Rhinoceros, comúnmente conocido como Rhino, es una herramienta de modelado 3D extremadamente versátil que se utiliza en una variedad de campos y disciplinas. La primera versión de Rhino, Rhino 1.0, fue lanzada en 1998. Desde entonces, ha experimentado varias actualizaciones y versiones posteriores. Aquí tienes algunos ejemplos de los tipos de trabajos para los cuales Rhinoceros es ampliamente utilizado:

Interfaz y funcionalidades de Rhinoceros

La interfaz de este programa se caracteriza por su diseño intuitivo y su estructura modular, lo que permite a los usuarios personalizar su flujo de trabajo según sus necesidades específicas. Con una variedad de herramientas y comandos accesibles a través de una interfaz gráfica de usuario (GUI) bien organizada, Rhinoceros facilita la creación y manipulación de geometría 3D con precisión milimétrica.

Entre las funcionalidades destacadas de Rhinoceros se encuentran sus potentes herramientas de modelado, que incluyen superficies NURBS (Non-Uniform Rational B-Splines), sólidos, mallas y curvas. Estas herramientas permiten a los diseñadores crear formas complejas y orgánicas con facilidad, manteniendo un control total sobre la geometría y la topología de los modelos.

Compatibilidad y Flexibilidad de Rhino

Una de las fortalezas de Rhinoceros radica en su amplia compatibilidad con otros programas y formatos de archivo. Gracias a su capacidad para importar y exportar una variedad de formatos de archivo estándar de la industria, como IGES, STEP, STL, DWG y OBJ, Rhinoceros se integra sin problemas en los flujos de trabajo existentes, permitiendo a los diseñadores colaborar y compartir datos con facilidad.

Además, es altamente personalizable, con la capacidad de ampliar su funcionalidad a través de complementos y scripts desarrollados por la comunidad de usuarios y terceros.